Esta Navidad, regala los “frutos de la salud”  de Casas de Hualdo

Estas fiestas la finca Casas de Hualdo de Carpio de Tajo (Toledo) reúne en un estuche los mejores frutos de sus tierras: el aceite de oliva virgen extra y los pistachos. Los cuatro monovarietales de la última campaña, en versión de 250 ml, – arbequina, cornicabra, manzanilla y picual- comparten espacio con un frasco de pistachos recién recolectados. Y es que ambos han encontrado en esta finca un hábitat en el que desarrollarse en condiciones inmejorables, para revelar su sabor en plenitud y potenciar sus propiedades naturales.

Olivo y pistachero tienen mucho en común: proceden del mediterráneo oriental y sus frutos poseen innumerables propiedades beneficiosas para la salud (ayudan, por ejemplo, a prevenir la diabetes, reducen el colesterol y mejoran el estado cardiovascular). También, maduran de forma paralela (el pistacho se recoge apenas 15 días antes de la aceituna). Por eso, Casas de Hualdo ofrece la oportunidad de adquirirlos conjuntamente en su estuche “Frutos de nuestra tierra”.

Casas de Hualdo, conocida por la excelencia de sus aceites, empieza a comercializar sus pistachos, tanto en España como en el extranjero. Son producto de los más de 7000 árboles cuyos frutos se recogen como las aceitunas: en el momento óptimo de maduración.

Un regalo original y saludable, que se encuentra a la venta en su tienda online www.aceiteoliva.com por 34 € y que resulta ideal para disfrutar en cualquier ocasión.

Notas de cata

Casas de Hualdo Arbequina es fragante y distinguido, pleno de aromas, dulce, frutado y sugerente. Su elegancia y sutileza impregnan cada plato, haciéndolo inolvidable; por su parte, Casas de Hualdo Picual, de gran complejidad aromática, sorprende por su robustez y sus notas amargas y picantes, de intensidad media y con elevada persistencia; la gran concentración de beneficiosos antioxidantes caracteriza a Casas de Hualdo Cornicabra, un inconfundible elixir de perfumes, intensidad y carácter; mientras que Casas de Hualdo Manzanilla conquista por su equilibrio, su estructura fina y suave y su aroma afrutado.